Literatura y periodismo

Exposición en la Universidad Adolfo Ibáñez 28 de agosto de 2008 Por Guillermo Blanco Periodismo y literatura abarcan campos vastos, no siempre fáciles de deslindar. A veces parece que se disputaran derechos sobre los mismos territorios. Hay reportajes de calidad literaria suficiente para leerlos por agrado y no solo por enterarse de los hechos; y hay relatos literarios que, si “fueran verdad”, podrían publicarse en la sección informativa de algún diario. A sangre fría, de Truman Capote, suele encabezar una lista de clásicos que, entre muchos, incluye El día más largo, de Cornelius Ryan; Ensayo general de Quentin Reynolds; Esta noche de libertad, de Dominique Lapierre y Larry Collins; Todos los hombres del Presidente, de Bob Woodward y Carl Bernstein; o los cuatro libros definitivos de Theodore White sobre las elecciones presidenciales norteamericanas de los años 1960 a 1972. En su...

Otra vez la crisis

Se ha hecho un lugar común decir que la lectura está en crisis. “Se lee menos que antes”, comentan padres y maestros. Más maestros que padres, y eso es parte del problema. No faltan estadísticas que den validez mundial a esta afirmación. Hay quienes atenúan su alcance restringiéndolo a un acusatorio: “los jóvenes leen poco” (nosotros no: ellos). Y para redondear el cuadro de optimismo, recordemos una verdad no menos importante: “se lee poco, pero mal”. De hecho, quizá tendríamos que enfrentar un doble desafío al leer un libro:  a) leer lo que está; y b) no leer lo que no está. Recuerdo una experiencia personal. Hace años, en plena fiebre del estructuralismo, ofrecí en mi Universidad, y me aceptaron, hacer un curso cuya idea era propiciar la lectura inocente de cuentos o novelas que los propios alumnos elegían según sus intereses. Por lectura inocente entiendo, precisamente, leer lo que...

El acto de leer

Por Guillermo Blanco 1. Leer es un acto de amor. No en lenguaje figurado. Se ama lo que se conoce y se conoce lo que se ama. El ejemplo del amor humano. Un proceso sin comienzo ni fin, y sin causas racionales. Se aprende (aprehende) mejor lo que nos gusta. Ámbitos del encuentro humano: Racional Irracional Arracional En la tradición, conocer se liga a amar (“una mujer que no conocía varón” no era una que nunca hubiera visto uno, sino una que no hubiera amado, con un amor tan concreto que nacían hijos. El conocimiento literario (artístico en general) es arracional. No hay modo lógico de convencerse de que un paisaje es hermoso, o un cuadro es bello. Lo único que nos aproxima es el amor que nos provocan. Y el amor no se enseña ni se racionaliza. Hay libros sobre los guisos que aparecen en el Quijote. No agregan nada a la apreciación. Hay censos de vocales con mayor o menor frecuencia....

Ser Periodista

Por Guillermo Blanco Ser periodista es ser testigo activo de la vida. Ser capaz de mirarla y oírla con ojos y oídos siempre nuevos. Percibir, en los rostros y voces de otra gente, la expresión de su angustia, su amor o su esperanza. Acercarse con respeto al dolor, a la alegría, al entusiasmo o al silencio. Ser periodista no solo es ser testigo que presencia sucesos y procesos: es, además, reflexionar sobre ellos, analizar, traducir la realidad en palabra e imagen. Palabra fresca, viva, leal a la verdad, e imagen clara, fiel, sin distorsiones. Ser periodista es ser testigo de la vida desde dentro de la vida. Es emplear los medios de la técnica y la ciencia para compartir, entre todos, lo que aportan el esfuerzo, la imaginación, la inteligencia, la generosidad o la emoción. Es ayudar a hacer comunidad con la diversidad que se comparte. Ser periodista es saber que el presente es historia...

Premio Nacional de Periodismo 1999, Discurso de Agradecimiento

Discurso de Agradecimiento Guillermo Blanco Quiero compartir con ustedes algunas reflexiones en torno a dos puntos que me conmovieron, y me conmueven, muy especialmente desde que leí el fallo del jurado. Al fundar su decisión de darme el premio, se alude a mi labor docente y a mi defensa de la libertad y los valores democráticos. Habría sido difícil encontrar otra mención capaz de llegarme tan adentro y de echar a volar, juntas, mi gratitud, mi imaginación, la raíz misma de mi condición humana. Sobre esos ingredientes del fallo pretendo hablar ahora. Primero, la libertad. Siempre primero la libertad. En este tiempo nuestro, en que la vida en común parece convertirse en un juego de egoísmos conjugados, no es raro que se considere la libertad de expresión como una especie de privilegio individual que recibe, más o menos, por gracia, el periodista. Así, de algún modo, la sociedad a cuyo...

Lenguaje en TV

Por Guillermo Blanco Pregunta:¿Son los medios audiovisuales los grandes acusados del deterioro idiomático? Para responder a la pregunta, quizá habría que cambiar lo de acusados por responsables. Creo que ahí está el tema. Acusar es una especie de deporte nacional hoy día, y se lanzan acusaciones con o sin motivo. Si hablamos de responsabilidad, tendríamos que partir configurando la falta: ¿A qué vamos a llamar deterioro idiomático? Hay opciones. Se podría considerar que existe deterioro en el hábito de comerse letras. O en el uso desenfrenado de palabras extranjeras (a un chileno medio le costaría expresarse si no existieran floppy, compact disc, picí –no pecé–  o show). También podría provocar deterioro el uso de esos vocablos que en Chile llamamos garabatos. Empecemos por lo de comerse letras. La s final es uno de nuestros guisos predilectos. Sin embargo, devoradores de eses y...